Houston igualó la Serie Mundial a fuerza de jonrones. FOTO: MLB.com

Luego de caer en el primer enfrentamiento de la Serie Mundial y ponerse a solo tres outs de la derrota en el segundo, los maderos de los Astros de Houston despertaron y de que manera para nivelar el último duelo por la corona en las Ligas Mayores de béisbol.

En un encuentro donde se conectaron de ocho cuadrangulares—la mayor cantidad en un partido de Serie Mundial— y vieron acción tres jugadores cubanos: Yuli Gurriel y Yasiel Puig como titulares y Yasmani Grandal como recambio, la definición sobrevino por la mínima y de manera dramática en favor de Houston 7-6 sobre los Dodgers de los Ángeles, en un juego extendido hasta las 11 entradas.

Sendos jonrones del Marwin González Jose Altuve, Carlos Correa y Goerge Springer, todos entre la noveno y onceno inning, sirvieron para que finalmente Houston desatara toda esa furia bastante silenciada durante estos play off.

Los Astros apelaron a su principal carta el montículo: Justin Verlander, invicto con este conjunto desde su incorporación el pasado mes de agosto proveniente de los Tigres de Detroit.

El lanzallamas de los Astros venía intratable antes de este juego en la postemporada, tras ganarles dos encuentros a los Yankees de Nueva York en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, permitiendo una sola carrera en 16.0 entradas, con 21 ponches.

En seis entradas de actuación Verlander permitió solo dos indiscutibles que dejaron a su equipo abajo en la pizarra, ya que del jardinero Joc Pederson y el torpedero Corey Seager — este último con un hombre en circulación — sacaron la pelota más allá de las cercas para poner el choque 3-1.

Houston había comenzado arriba en el tercer inning gracias a impulsada de Alex Bregman, uno de los más productivo en la tanda de este equipo, que remolcó desde tercera a su compañero Josh Reddick.

Así llegaron hasta la octava cuando el propio Bregman conectó batazo que por muy poco no terminó en el guante del cubano Yasiel Puig, en lo que hubiese sido un fildeo de leyenda. Alex llegó a segunda y pisó la goma gracias a oportuno imparable del boricua Carlos Correa.

El cerrador crulazaeño Kenley Cansen vino al rescate y liquidó la entrada, no obstante en el noveno el venezolano Marwin González le cazó un lanzamiento e igualó las acciones 3-3 con espectacular vuelacerca.

Hubo que alargar el encuentro hasta el décimo inning, instancia en que un silenciado José Altuve se reencontró consigo mismo y mandó la pelota fuera del estadio para silenciar las tribunas del Dodgers Stadium, acto seguido tal y como si se tratara de un re-play su compañero Carlos Correa lo imitó con otro bambinazo que congeló la calurosa noche en Los Ángeles. Yuli Gurriel se animó igualmente con el bate tras conectar su primer imparable en esta Serie Mundial, doble entre el izquierdo y el derecho, aunque finalmente no pudo ser remolcado hacia el plato.

Hoston apeló a su poder de largometraje. FOTO. MLB.com
Hoston apeló a su poder de largometraje. FOTO. MLB.com

Pero los Dodgers no estaban muertos y el encargado de demostrarlo fue el pimentoso Yasiel Puig al disparar jonrón que acercó en marcador a una sola raya 5-4. Con par de outs Logan Forsythe llega a primera por boleto y avanza a segunda por wild, para que Kike Hernández lo enviara hacia la goma con sencillo al derecho.

Los Astros salieron nuevamente a la carga y George Springer encontró un compañero en circulación para botar la pelota más allá de las cercas en lo que constituyó el sello definitivo del encuentro. Sin embargo, Charlie Culberson despertó nuevamente las esperanzas entre los parciales de los Dodgers con cuadrangular en solitario que acercó el marcador a una carrera, no obstante todo quedó ahí. Este viernes se disputará el tercer choque de esta atractiva Serie Mundial en el cual uno de estos dos equipos tomará nuevamente la ventaja.

 

 

Comparte

Load More Related Articles

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *