Cristiano Ronaldo. Ilustración: Daguito Valdés

Este 7 de diciembre cuando Cristiano Ronaldo alcance su quinto Balón de Oro, también estará imponiendo una marca -que pocos quizás promocionan- pero que puede hacer reflexionar a France Football en sus criterios y espacios de tiempo a la hora de entregar el importante galardón que debería señalar el mejor jugador de la actualidad, pero que en estos momentos no lo representa el portugués, al menos en su rendimiento individual… aunque si en títulos ganados en la temporada que recién finalizó.

No estoy diciendo que Cristiano Ronaldo no se merezca el Balón de Oro 2017, se lo merece por títulos ganados a nivel colectivo y además su actuación individual en la pasada campaña, pero lo que voy a plantear es el problema que se puede crear al entregar el premio en esta época del año.

Quiero tratar el polémico tema de las estadísticas individuales, y sobre todo el performance del jugador en el momento en que recibe la importante distinción.

Ya lo he dicho antes… esto de entregar el Balón de Oro a finales de año, con una temporada actual en pleno auge, se expone al peligro, y este es el caso que hoy tratamos, de que el jugador no esté teniendo una buena campaña a la hora de recibir el dorado galardón.

Cristiano Ronaldo en esta temporada (hasta el martes 5 de diciembre de 2017) tiene el rendimiento más bajo desde que Favio Cannavaro en el 2006 obtuviera el galardón siendo defensa central. 12 goles y 3 asistencias en 15 partidos (en todas las competiciones) es con diferencia los números más bajos en esta época del año para los ganadores del Balón de Oro desde 2007 hasta 2017.

cristiano-ronaldo-un-viaje-a-ninguna-parte

El rendimiento del portugués solo en La Liga es peor aún, 2 goles y 2 asistencias a la hora de recibir el premio, no tiene antecedentes en este siglo, exceptuando como ya dije a Cannavaro, que se desempañaba como defensa central.

Vamos entonces a dar un recorrido por las últimas 10 entregas y medir el rendimiento individual de cada ganador del Balón de Oro en GOLES PRODUCIDOS que no es más que la suma de los Goles Anotados y las Asistencias.

En 2008 empezaba la era Messi – Cristiano Ronaldo y el portugués salía delante en esta carrera que sería la competencia más feroz entre dos deportistas que la humanidad haya vivido. El entonces extremo del Manchester United recogía su primer premio con unos algoritmos que, a pesar de jugar escorado en banda, fueron superiores a los actuales en el Real Madrid (9 goles y 6 asistencias en 21 partidos en todas las competiciones)

En 2009 repetía el 10 argentino y ganaba el premio con 12 goles y 5 asistencias para un total de 17 goles producidos.

En 2010 el astro blaugrana ganaba su segundo premio consecutivo y esta vez las estadísticas en el momento de recogerlo eran abrumadoras, 24 goles y 15 asistencias en 22 partidos competitivos. En 2011 también fue más de lo mismo, Lionel Messi acumulaba 37 goles producidos fruto de 23 dianas y 14 pases letales cuando fue a la gala de la entrega del galardón dorado.

En 2012 Messi, en su mejor momento deportivo, daba la campanada y se llevaba su cuarto Balón de Oro y esta vez en el momento de la entrega tenía numeritos impresionantes, 33 dianas y 9 pases a sus compañeros.

Un año después en 2013 Cristiano Ronaldo rompía la seguidilla de títulos para el argentino y fue el elegido por la revista francesa y la FIFA como el nuevo Balón de Oro. En ese momento acumulaba 35 goles producidos (27+8) que le colocaba en la cima de ese apartado en las fechas de la Gala de la FIFA.

En 2014 repetía el fenómeno portugués y obtenía su tercera distinción y en ese justo instante, su rendimiento individual estaba en el pico más alto con 44 goles producidos en tan solo 20 encuentros disputados de agosto de 2014 a diciembre de 2014. 30 anotaciones y 14 asistencias hacían de Cristiano Ronaldo no solo el mejor jugador del año, sino que también en el momento de recoger el premio se encontraba en excelente forma.

Ya en el año 2015 Lionel Messi ostentaba su quinto Balón de Oro y en el momento de su recogida contaba 14 goles producidos derivados de 9 dianas y 5 pases, aunque es uno de los logaritmos individuales más bajos a la hora de recoger el premio (debido a lesiones al inicio de esa temporada), sigue siendo mayor que el presente año del portugués (13 goles producidos, 10+3).

Lionel Messi
Lionel Messi y sus cinco Balones de Oro. FOTO: Getty Image

El año pasado Cristiano Ronaldo ganaba su cuarto galardón individual de la mano de France Football y al momento de la entrega acumulaba mejores números que hoy, con 12 anotaciones y 6 asistencias en 17 partidos.

Entregar el Balón de Oro en esta época del año es contraproducente, provoca confusión y, además, puede verse empañado el otorgamiento de la distinción por el bajo rendimiento en ese momento y el mal estado de forma del futbolista que lo recibe.

Soy partidario de adelantar drásticamente la gala de entrega del Mejor Jugador del Mundo a meses inmediatamente posteriores a la finalización de la temporada. Esto facilitaría el entendimiento general del premio por parte de los aficionados y además evitaría situaciones como la que este año vive Cristiano Ronaldo en su performance individual.

Ya lo he dicho y vuelo a repetirlo, CR7 se merece ser el Balón de Oro 2017 por lo logrado con su equipo en la pasada campaña, pero la verdad es que sus números decepcionan a la hora de hacerse con el tan deseado premio individual.

Comparte

Load More Related Articles

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *