frank-camilo-morejon

Por: Javier Rodríguez Perera
Frank Camilo Morejón demostró ser fiel a lo prometido. Aun cuando le quedaban pocas horas para volar hacia Taipéi de China, el receptor de la selección nacional ofreció declaraciones exclusivas a Play-Off sobre las expectativas de Cuba para el próximo Clásico Mundial y el desempeño de Industriales en la pasada Serie Nacional y la próxima contienda.

Vas a tu segundo Clásico Mundial con altas posibilidades de ser regular. ¿Cómo ves este momento de tu carrera deportiva?

«Cuando un atleta reconoce que está en su momento cumbre, tiene que admitir que es un momento de mucha responsabilidad, y el béisbol en Cuba es algo sagrado. Tengo muchos compromisos conmigo, con mi familia, he estado alrededor de siete años en la selección nacional y compartí con Ariel Pestano, Eriel Sánchez, Yosvani Peraza, Yulexis La Rosa, Yosvani Alarcón, y siempre mi presencia ha sido a intervalos.

» Pero actualmente creo que tengo la posibilidad de empezar algo con lo que soñé desde niño, cuando decía “yo quiero ser como alguien” y ese jugador era la primera figura de una posición determinada. Pero no pienso en eso, me enfoco en la responsabilidad que tengo y en cómo voy a mantener lo que he logrado haciéndolo bien en el terreno. Mi meta no es estar contento con lo que he logrado, sino pensar en lo que tengo que hacer con lo alcanzado».

Eres uno de los cinco repitentes del Clásico de 2013. ¿Qué se siente tener dos participaciones en este magno evento?

«Un orgullo tremendo, porque en Cuba han existido jugadores con mejores resultados que los míos y no tuvieron esa oportunidad, como mismo yo no tuve el chance de participar en Juegos Olímpicos. Por otro lado, muchos jugadores de Grandes Ligas no han tenido la posibilidad y se mueren de deseos de representar a su país en un evento como el Clásico Mundial. Sin embargo, yo volveré a lucir en mi pecho las cuatro letras, volveré a sentir ese sentimiento por mi tierra que para mí tiene tremendo valor».

Los pronósticos de Cuba son luchar por pasar a la segunda vuelta del Clásico Mundial. ¿Hacia dónde apunta tu mirada en ese evento?

«Siempre hay que ser optimista sin importar los pros y los contras. Mi mirada está en jugar un buen béisbol, llegar a tener el mejor nivel de juego o esa sensación bonita que dejamos en la Serie del Caribe. Será un compromiso bien difícil en un torneo al que van buena parte de los mejores jugadores del mundo.

» Será complejo ese primer partido con Japón, pero si logramos derrotar a los conjuntos de China y Australia, o a los propios japoneses, el propósito de pasar a la segunda vuelta puede ser cumplido. Después será más engorroso avanzar a la fase final, porque por la otra zona deben clasificar Corea del Sur y Holanda, que tienen varios jugadores con actuación en Grandes Ligas y los coreanos poseen un béisbol con tremendísima calidad. Te repito, la tarea será muy difícil».

Cada vez se habla con más fuerza de un equipo Cuba unificado para el Clásico Mundial. ¿Crees que esta idea se pueda concretar algún día?

«Nunca estaré en contra de mis compañeros que no se encuentran en Cuba, ellos morirían por lucir las cuatro letras y traer un título. Eso es una decisión que apoyaría, pero no me toca decidirla. Es una determinación que está en manos de otras personas, pero todo el que se sienta cubano y pueda hacer algo bueno por su país, siempre tendrá para mí las puertas abiertas».

frank-camilo-morejon
Frank Camilo: «Actualmente creo que tengo la posibilidad de empezar algo con lo que soñé desde niño». FOTO: Hansel Leyva

¿Crees que tienes espacio en un team Cuba unificado?

«Cuando tú hablas de béisbol moderno no tendrías que llevar a un tercer catcher. Hoy en Grandes Ligas hay peloteros cubanos de mi posición bien respetables como Yasmani Grandal y Brayan Peña. Por ejemplo, Grandal la temporada pasada conectó 27 jonrones y Brayan lleva más de diez años jugando a ese nivel, por lo que sería muy complicado para mí, y no me estoy menospreciando, solo reconozco que en las Mayores tenemos a dos receptores cubanos con nivel profesional y que bien podrían representar a su país».

¿Cuánto ha progresado el Frank Camilo del Mundial Juvenil de Taipéi de China 2004 al que asistirá al próximo Clásico Mundial?

«Luego de trece años, uno deja de ser ese joven con poca experiencia en el deporte y se convierte en alguien que jugará en la selección nacional en un evento de tremenda calidad. Empecé con Metropolitanos en series nacionales y estuve una temporada con ellos para luego incorporarme a los Industriales de Rey Vicente Anglada, uno de los mánager con más resultados en la pelota cubana. Jugué con muchos estelares como Yadel Martí, Yasser Gómez, Hassan Pena y otros tantos, con los que maduré escuchando las cosas que se hacían bien y mal, lo mismo dentro o fuera del terreno.

» Después tuve la oportunidad de que los directores me pusieran de regular y la afición me exigiera. Jugar en Industriales es muy diferente a hacerlo con otro equipo, si te equivocas son más de dos millones de habitantes los que te ven porque en La Habana casi todos siguen la pelota. Mi progreso ha estado en pensar cómo puedo ser cada día mejor».

¿Qué podemos esperar de Industriales la próxima temporada? ¿Habrá renovación?

«El problema de Industriales no está en esa renovación, sino que tenemos un éxodo notable de jugadores. Esas decisiones personales se las respeto a todos, no dejan de ser mis amigos, los voy a querer y, ante todo, son cubanos. Decidieron no estar con nosotros y, de cierta manera, eso ha debilitado ese gran combo que eran los Industriales. Para nadie es un secreto esa realidad, pero tenemos que trabajar más con las figuras jóvenes, sacar más peloteros juveniles y cadetes con calidad, y tener un poco más de recursos.

» El proceso de renovación me da un poco de sentimiento porque ya no veré a Carlos Tabares y Rudy Reyes, mis grandes amigos. Llegará el momento en el que me toque a mí también. Con estas cosas hay que tener cuidado para no lastimar a nadie. Renovar no va a ser la solución de Industriales. La solución será trabajar para convertirlo en esa familia que siempre hemos sido y que todos los factores de este conjunto, incluidos los directivos y peloteros, nos pongamos en función de demostrar que somos el equipo con más tradición en nuestro país».

Pasar a la segunda ronda del Clasico Será un compromiso bien difícil en un torneo al que van buena parte de los mejores jugadores del mundo.

Háblame un poco sobre tu experiencia en Canadá. ¿Realmente esta liga te aportó?

«Jugar en las Panteras me aportó porque había peloteros de AA y, además, conocí otra concepción del béisbol.

»Entendí que me faltaba disciplina táctica. Además, aprendí a tocar la bola o batear por detrás del corredor y que no puedo dejar que mi rival se prepare para una jugada. De igual forma, supe que con un fly debo llegar a segunda, que los abridores tienen que lanzar cinco innings, dos entradas los intermedios, una el preparador y otra el cerrador.

» Hay que anotar en una libreta las cosas importantes del juego, entrenar todos los días y nunca sentirte conforme».

Uno de los puntos que mide la sabermetría en los receptores es la habilidad de “robarle” strikes a los ampayas. ¿Cómo has logrado desarrollar la maestría que tienes en ese aspecto?

«Cuando niño tuve un patrón que fue Luis Abraham Puente, coach de Industriales y entrenador de Metropolitanos, que me enseñó el ABC de recibir. Después fui creciendo y me llamó mucho la atención ese gran receptor que se llama Ariel Pestano Valdés, con el respeto de otros grandes que por esa posición han pasado. Ariel tenía una mano izquierda prodigiosa, era un ladrón de strikes encima del plato y me gustaba mucho imitarlo porque era muy elegante en lo que hacía.

» De pequeño me paraba frente a un espejo y quería hacer las cosas de Pestano, porque entre todos los aspectos positivos que él tuvo, su mano izquierda era algo envidiable. Verlo jugar me llevó a tratar de hacer mi trabajo parecido al suyo».

Igualmente eres muy bueno llevando el control del juego y aprovechas como pocos la ventaja de ser el único jugador a la defensa con una visión privilegiada del partido…

frank-camilo-morejon
«Nunca estaré en contra de mis compañeros que no se encuentran en Cuba, ellos morirían por lucir las cuatro letras y traer un título». FOTO: Hansel Leyva

«Llevar el control del juego es muy difícil, a tal punto que te equivocas en un lance y te puede costar el partido. Yo soy muy conversador y hablaba con frecuencia con excelentes entrenadores de pitcheo como José Elosegui y Javier Gálvez, porque mi trabajo se ve más cuando los lanzadores lucen con nivel. Una noche estuve viendo como Elosegui hacía una carta de pitcheo de los bateadores cubanos y ahí fui adentrándome en lo que era la sabermetría.

»Creo, que más que todo, es vital saber cómo está tu lanzador, porque los números te dan una visión general, pero hay que saber cómo esas estadísticas las puedes engranar con el pitcher que tienes en ese momento. Si mi lanzador es bueno con la recta y domina el cambio, pues con esos lances hay que tratar de sacarles outs a los bateadores. No quiere decir que es obligado hacer lo que se registra en el papel».

Sobre la calidad de Frank Camilo y sus virtudes como excelente defensor y estratega del juego, dos lanzadores capitalinos a los que él les recibió sostienen similares opiniones. Yadel Martí, uno de los pilares cubanos en el primer Clásico Mundial, expresa desde Estados Unidos que “Frank es muy trabajador, por encima de todo. Bastante inteligente, sabe guiar a los lanzadores, excelente brazo y buen defensor. Preocupado por su labor y devino pieza clave en el título de Granma”.

Por su parte, uno de los mejores zurdos de Industriales de los últimos años, Arley Sánchez, comenta desde Italia que “para mi es excepcional. Muy consagrado y profesional en su trabajo. Yo me sentía excelente lanzando con él, coincidíamos mucho en el pensamiento táctico, incluso se lo pedía al manager Rey Vicente Anglada cuando me tocaba abrir. Me alegra mucho que esté en el lugar que está, se lo ha ganado con su sacrificio».

Comparte

Load More Related Articles

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  1. Ariel

    28/02/2017 - 10:35 pm

    Excelente entrevista, muy abacadora, con temas de interés para los lectores. De verdad, felicidades al periodista Javier por el gran trabajo. Considero que los medios nacionales deberían tener más espacio para trabajos como este, seguro que serían más leídos. Gracias al periodista Javier por realizar y entregarnos esta entrevista.