El cansancio físico parece haber hecho mella en el rendimiento de nuestros jugadores. FOTO: Hansel Leyva.

Faltando un poco más de un tercio de partidos para la final de la segunda etapa de nuestro Serie  Nacional algunos puntos preocupan a los aficionados. No hablaremos de problemas grupales, ya analizamos hasta el cansancio el resbalón de los Industriales y el desorden de Pinar del Rio, hablamos de las dinámicas de los conjuntos con la entrada de los refuerzos, de insatisfacciones y de dudas colectivas. Pero hay un tema delicado cuando casi estamos viendo en el horizonte los fuegos artificiales que anuncian la llegada de los play off de nuestra pelota: El estado físico de los peloteros.

Poco saben los fanáticos de cargas de trabajo y de fuerza, de ciclos y mesociclos, de dosificaciones y planes de rendimientos, pero esto es tan, y hasta más importante muchas veces, que la misma calidad individual de cada pelotero. Un mal trabajo de dosificación o de cargas físicas mal distribuidas se traga el talento de cualquiera y lo minimiza en la competencia.

Preocupante es ver en la forma deportiva que se fueron muchos de los integrantes de nuestro elenco para el pre-mundial de la categoría Sub 23. Si importante es que estuvieran jugando hasta el último momento a un nivel superior, importante es también el tema del cansancio y el peso de los bates sobre sus hombros.

Muchos no se detuvieron a pensar en estas cosas, pero si miramos la actuación de algunos de ellos en la primera etapa del campeonato y el rendimiento que tienen en este momento en la segunda etapa, nos convenceremos muy rápido de que los mandamos allí como carne de cañón, a una muerte segura.

Exceptuando a Yoelkis Céspedes, quien subió 90 puntos su average de bateo en esta segunda etapa, todos los demás han descendido peligrosamente su ofensiva y mostraban bochornosos números cuando se montaron en el avión rumbo a Panamá.

Norel Gonzalez, 232 AVE (56-13), bajó 132 puntos su promedio; Raico Santos, 196 AVE (51-10), bajó 159 puntos; Yorbert Sánchez, 190 AVE (42-8), bajó 99 puntos; y Ariel Martínez, 182 AVE (22-4), bajó 98 puntos.

Los números no mienten, ¿en serio pensaba alguien que iban a desbordarse con el madero? La respuesta es obvia.

Los que se quedaron aquí y siguen en la dura porfía por el campeonato no están en situación muy diferente. Es cierto que el nivel aumenta y la calidad se concentra, pero es cierto también que nuestra liga deja mucho que desear y que los lanzadores cubanos son muy accesibles para la mayoría.

¿Cómo explicamos los números desinflados de Jefferson Delgado, Ariel Sánchez, Donald Duarte, Yunier Mendoza, Denis Laza, Yordanis Samon, Yoandry Urguelles, Yoassan Guillén, Raúl Gonzales, Yunier Ibañez y hasta el mismo Frederich Cepeda, por solo citar a los más mediáticos?

La mayoría ha perdido más de 100 puntos en su average de bateo y ha reducido su frecuencia de jonrones e impulsadas y, si miramos bien, la mayoría también son veteranos que sobrepasan los 30 años de edad.

¿Pesan los bates? Evidentmente sí. Pero echemos una mirada al área de los lanzadores.

Si los bates están pesados en esta etapa, parece que pesan también las pelotas, pues el grupo de serpentineros que han manchado sus números en esta segunda etapa es muy grande, sin hablar de las derrotas y el averague en contra que también ha subido exponencialmente. Vamos a detenernos en las carreras limpias permitidas:

LANZADOR      PCL (Primera etapa)   PCL (Segunda etapa)
Leandro Martínez (GRA) 3.62 8.2
Frank Monthie (IND) 2.89 6.62
Noelvis Entenza (IND) 2.48 7.89
Adrián Sosa (IND) 2.74 8.92
Alexander Rodriguez (IND) 1.23 8.59
Dennis Castillo (IND) 2.03 7.71
Yudiel Rodriguez (LTU) 2.50 5.86
Yoanni Yera (MTZ) 1.87 3.58
Irandy Castro (MTZ) 2.83 12.00
Armando Dueñas (MTZ) 2.48 12.71
Yoandy Cruz (PRI) 3.00 7.36
Isbel Hernández (PRI) 2.10 10.80
Vladimir García (ART) 2.61 6.53
Alain Sánchez (GRA) 2.47 6.15
Luis E. Castillo (GRA) 2.25 6.30
Freddy Asiel Alvarez (IND) 3.21 5.24
Wilber Pérez (IND) 4.38 8.01
Jose R. Rodriguez (IND) 2.45 5.48

El descenso ha sido generalizado y llama la atención que muchos de ellos son integrantes de nuestras selecciones nacionales o tienen una calidad probada en nuestros campeonatos de casa.

Entonces, ¿qué es lo que está pesando? ¿Hay un mal trabajo por parte de entrenadores, preparadores físicos o psicólogos? ¿Es muy larga nuestra Serie Nacional? ¿Hay problemas de motivación?

Yoannis Yera
El zurdo Yoanis Yera FOTO: José Raúl Rodríguez Robleda

Aún estamos a tiempo. Aunque solo un apocalipsis puede desbancar a los cuatro equipos que ahora mismo están en zona de clasificación para la gran fiesta de los play-off, hay que vigilar a las principales estrellas de nuestros conjuntos, bajarles las cargas de trabajo, regalarle descansos más prolongados y trabajar mentalmente con ellos si queremos exprimirle el jugo dulce que tienen cada uno de ellos. Muchos de ellos en este minuto son solo nombres e historia sobre el terreno de juego y de nada nos sirven cuando hablamos de aspiraciones y rendimientos. Quitemos el peso de sus espaldas. Nos vemos en el estadio.

Comparte

Load More Related Articles

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  1. Hitman47

    30/11/2017 - 12:33 pm

    Leandro Martinez es de Granma, no de Las Tunas

    • Julio Batista

      30/11/2017 - 4:46 pm

      Muchas gracias por la correción. Ya fue solucionado el error. Siempre es bueno contar con la ayuda de nuestros lectores.

  2. felix

    30/11/2017 - 4:18 pm

    Hermano tienes razon,pero si ves el PCL de Yera antes y despues no debistes haberlo puesto en este articulo.La 2da parte es mas fuerte y ese promedio q tiene en esta etapa no esta mal..Saludos