Es la segunda vez que Cepeda despacha tres jonrones en el mismo juego en el estadio Cándido González. Foto: Raúl Alejandro del Pino Slafrán.

Frederich Cepeda le tiene tomada la medida a Camagüey, más específicamente al estadio Cándido González. Y ello se reafirma con la brillante actuación protagonizada por el jugador de Sancti Spíritus este fin de semana en predios camagüeyanos.

En la barrida que completaron los Gallos este lunes ante la novena agramontina, el jardinero izquierdo conectó de 11-9, con cuatro jonrones, dos dobles, siete impulsadas y otras tantas anotadas, actuación que le valió para reafirmar su liderato de bateo y elevar su promedio a un exorbitante .505, a razón de 47 hits en 93 turnos al bate.

Pero la guinda del pastel llegó este lunes en el juego del adiós, donde despachó la pelota más allá de los límites en sus primeras tres apariciones en el cajón de bateo, todas a la zurda.

Esta es la primera vez que el mítico bateador espirituano conecta tres bambinazos en un mismo desafío durante toda su carrera. Instantes después de una tarde perfecta, y a menos de diez días de haber conversado con Play-Off, el «caballero pelotero» tuvo, una vez más, la gentileza de ofrecer declaraciones exclusivas para esta revista.

Esta la primera vez que das tres jonrones en un juego de Serie Nacional, sin embargo lo lograste en un momento tan temprano como la quinta entrada. En el siguiente turno al bate, ¿fuiste por el cuarto?

«Te voy a ser sincero, yo no soy un pelotero que busca jonrones, pero después que di el segundo, en el tercer turno salí a buscar un batazo… y salió. Y claro, ya en las siguientes oportunidades sí fui a buscar el cuarto para tratar de igualar el récord de Cuba, pero me dieron cuatro malas las dos veces. Tú sabes que el primero que lo hizo fue Leonel Moas, de aquí de Camagüey, y era muy difícil que hubiera podido igualarlo en este estadio».

Hace poco más de una semana conversamos sobre lo bien que te iba este año y unos días después estás, como se dice popularmente, “quemando la liga”…

«Si te digo que alguna vez pensé batear 500 eso es una gran mentira. Es el resultado de la buena preparación que hice y gracias a Dios me han salido bien las cosas, pero el campeonato es muy joven y es temprano para sacar conclusiones. Hay que seguir entrenando fuerte, hay que seguir preparándose y estar muy concentrado. La psicología es muy importante en este momento, no tener ansiedad, tratar de mantenerme calmado. Lo fundamental es tratar de ayudar al equipo. Estoy muy contento porque ganamos esta subserie y nos mantenemos en la pelea por la clasificación».

Comparte

Load More Related Articles

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *